Portada » La Luna No Es Un Satélite Natural

La Luna No Es Un Satélite Natural

LA LUNA NO ES UN SATÉLITE NATURAL


 

La Luna no es un satélite natural.

Todo empezó hace varios cientos de miles de años, cuando una raza extranjera, de una galaxia no muy lejana, quiso utilizar a los humanos cómo una fuerza para sus propios fines.

Todo sería muy sencillo, se le entregarían normas, y obligaciones y sólo teníamos que vivir acorde a aquellas simples reglas para producir lo que se requería de nosotros.

Pero, el humano se había salido de control, eran seres altamente evolucionados, en paz, en armonía, en luz.
Eran más etéreos corporalmente, a ratos la piel semitransparente, y de un sutil tono celeste.

El humano había alcanzado su propósito y estaba viviendo acorde a ello. En unión perfecta con su divinidad superior y en coherencia con todos los elementos del universo.

Este desarrollo no había tomado tanto tiempo, el humano alcanzó este nivel de evolución pues fue dejado sobre este planeta viviente, lleno de variadas formas de vida y en perfecta simetría y concordancia con las leyes del Universo, por lo que la raza humana, ascendió rápidamente en conciencia cósmica, y estaba en Perfección y Unidad.

Nadie podría doblegar a una raza como ésta. Sus siete cuerpos estaban alineados y su Divinidad compartía perfección con la Divinidad Original.

¿Qué hacer, pues, para dominar a una raza como esta?

Volvamos a la Luna.

No es nada nuevo ni para la ciencia ni para las personas en general que la Luna tiene fuertes influencias en el cuerpo emocional de los seres vivos. Su fuerza gravitatoria influencia directamente a los mares.
Aunque la primera trate de manera insistente, de evitar este tema.

La Luna tiene influencias comprobables sobre las aguas del Planeta Tierra, por ello es que en la agricultura, oficial, popular y ecológica, se debe estar atentos a las fases Lunares para asegurar una mejor producción, desde la germinación de la semilla, hasta las podas y cosechas, todo se mejora o se deprime según estas fases.

La tierra está compuesta, al menos en lo que conocemos de su superficie en más de un 75% por ciento, de agua.

Los humanos y el Reino vegetal, también están compuestos de más del 75% de agua; también el reino animal, y casi absolutamente todo lo que está vivo sobre la Tierra, tiene esta condición.

No es alocado asegurar que la Luna influencia estas aguas también.

A excepción del reino mineral, que no tiene esta condición en su composición, es por ello que las piedras preciosas y semipreciosas son tan importantes en nuestra evolución.

Si tienen dudas, pueden revisar datos duros de las Policías en el Mundo. En la fase de Luna Llena es dónde más crímenes pasionales se registran en todo el mundo. Asesinatos crueles y a sangre fría, violencia extrema y grotesca.

Datos duros de hospitales en el mundo, indican que la Fase de Luna llena coincide con las fechas en donde se registran más nacimientos prematuros.

Entonces, algunas preguntas que se puede hacer cualquier persona que tenga un conocimiento básico de las leyes de la física universal.

la luna no es un satelite

La primera es, cómo es que este satélite tan grande en relación a satélites similares en otros planetas, teniendo este tamaño y esta cercanía con el planeta Tierra, no se sienta atraído por su centro de gravedad e intente chocarlo.

El tamaño de un satélite natural establece directamente la forma en que se comportarán ambos, en cierto punto de cercanía, el satélite o asteroide debiera sentirse atraído por el planeta. Sin embargo, la Luna se mantiene allí.

Su tamaño es totalmente inadecuado para ser un satélite natural.

Todo satélite, planeta o cuerpo esférico en el Universo, está en movimiento permanente, girando sobre algún planeta y/o sobre sí mismo.

En algún punto de su trayectoria, debiera requerir hacer alguna clase de giro sobre sobre sí mismo para poder mantenerla.

Entonces, por qué la Luna está constantemente girando alrededor del planeta Tierra mostrando sólo una cara? ¿Conocen algo parecido?

No, no existe algo parecido en el Universo, no responde a las leyes de la física del Universo.

¿Qué representan las aguas en el planeta Tierra?

Representan el camino a la Divinidad interior y la coherencia con todo el Universo. Las aguas son el cuerpo emocional, aquel que determina cómo se mueve la energía dentro de nosotros.

E- Moción = Energía en Movimiento
E – Motion = Inglés. Energía Energy in Motion, en movimiento.

Las aguas tantas veces mencionadas de manera misteriosa en antiguos textos religiosos, referenciadas directamente a la relación con la Divinidad. Las aguas de Unión sagrada. Las aguas de bautismo, etc.

Entonces, si la Luna tiene influencia directa sobre nuestras emociones, quiere decir que tiene este propósito.

La Luna no estuvo siempre donde está hoy. No es curioso que a pesar de que las misiones a la Luna supuestamente trajeron más de 300 kilos de roca lunar para su estudio, estos resultados no hayan sido públicos?

La Astrofísica se debate sobre los orígenes de la Luna. De haber sido parte de una colisión con otro planeta hace más de 4 mil millones de años como sugieren los textos de estudio, entonces tanto su tamaño, cómo su formación y superficie debieran tener rasgos de aquel planeta en al menos un 40 % por ciento de su composición total. Hasta ahora nadie sabe exactamente de qué está compuesta la Luna.

¿Qué nos ocultan?

El humano consciente y lleno de luz divina en su ADN, que no comía carne animal, y que permanecía en estado permanente de paz y amor, viviendo sólo en el momento presente, dominando la dimensión del tiempo, estando siempre en aquí y ahora, era pues una raza Humana-Divina que no conocía el dolor, se enfrentó de pronto a un cuerpo en el cielo y lentamente, comenzó el dominio a través del cuerpo emocional.

El humano entonces, conoce el sufrimiento, desconcierto y miedo. Aparecen nuevas emociones de baja vibración que antes no le eran conocidas, temor, celos, envidia, odio, ira, y de allí, la idea de la separación y el ego.

El humano desciende en consciencia, hasta los niveles más bajos, y es dominado por las emociones en un rango tan amplio que olvida su verdadera naturaleza y es por tanto, dominado.

La dominación a través del miedo, del dolor y la separación con algo tan simple como un cuerpo celeste que cual antena transmisora, está día y noche, alterando las aguas divinas de la raza humana.

Ahora la raza humana está aletargada, torpe y dormida.

Lo han conseguido, este es un planeta de zombies, en donde somos nuestros propios enemigos y enemigos de todo lo que está vivo a nuestro alrededor.

Imagine que las abejas olvidaran su verdadera naturaleza, y comenzaran a morderse y matarse entre ellas, definiendo fronteras y separándose las unas de las otras, formando alianzas y guerras, discutiendo por territorios y dominios, sufriendo el dolor de las emociones de odio, ira y miedo…no les parecería ridículo?

La generación zombie ha estado en el planeta desde hace demasiadas Eras, ya es tiempo de despertar.

No tenemos cómo dominar a la Luna físicamente, sólo podemos hacerlo tomando consciencia – seamos conscientes de nuestro estado dormido, sólo así podremos despertar.

Estamos en un sueño largo y repetitivo, sólo debemos recordar que estamos durmiendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *